Otro de labor

Entre otras cosas, algo que me gusta cada día más de mi trabajo es cómo mi capacidad de ponerme a prueba en mis habilidades interpersonales, bien trabajando con un grupo de adultos que parecen niños-adolescentes desafiantes o bien con una pequeña comitiva que pone a prueba mis mad  diplomatic skilz.

Es un desgaste emocional y de garganta. Es poner toda mi capacidad de abstraerme sin dejar de poner atención y ver lo que ocurre tras lo que cada quien hace y dice. Es interesante. 

Luego, el trabajo es una linda colcha para irse a dormir sin sentir la temperatura del vacío. Pero se advierte lo que hay ahí afuera: una ausencia. 

P.D.: Creo que esta plantilla está mejor que la que tenía. Ahí me dice qué le parece. 

Comentarios

Rafael A. Rodríguez ha dicho que…
Quizás mi daltonismo hace que me guste más la anterior...

Me da gusto leer sobre su experiencia laboral, esto de expresarse sobre lo que sucede alrededor es bonito, ¿no?

Saludos.
Jerry H. ha dicho que…
Embajador Castro, tiene la palabra! Ja! Ya lo veo Jefe. Pues te diría que el trabajo será la caldera con la cual puedas subirle la temperatura el resto de tu ser si así lo direccionas, no lo será todo como bien dices, pero parece un lugar propicio de donde comenzar. Que pase un findesemana galán ba...

Entradas populares