Algo así como una crónica o un desahogo

Y nada. Soy rico por tener a quien llamarle para decirle que me siento solo y que las noches las llevo llenas de silencios. En noches así, aparecen motivos para hacer poemas. Supongo pues que contrario a lo que decía Octavio Paz – que decía algo asi como que escribir un poema es descifrar el universo para cifrarlo de nuevo - los poemas no son más que cúmulos de angustias, de desesperaciones y gritos que no pueden darse a media noche sin acabar con un balazo entre los dientes o siendo llevado al hospital de allá por Unicentro –el original-. Pero puede que el maitrito tuviera razón y el universo sea una angustia o una desesperación que puede ponerse en letras por alguien con el medio y las palabras a disposición. No he dicho nada del talento porque quienes carecemos de él, nos conformamos con llenar líneas sin revisarlas demasiado, nomás por la pura necesidad de que el sonido del lápiz sobre el papel, o el de las teclas golpeadas vaya haciendo una línea más allá la muerte o la vida, que a veces se viene demasiado furibunda sobre uno que necesita tanto de decir una palabra como de dar un abrazo.

Comentarios

Rafael Rodríguez ha dicho que…
"...el hospital de allá por Unicentro", jejeje, NICE.

Interesante entrada, Mr.
Verónica ha dicho que…
"...nomás por la pura necesidad de que el sonido del lápiz sobre el papel, o el de las teclas golpeadas vaya haciendo una línea más allá la muerte o la vida, que a veces se viene demasiado furibunda sobre uno que necesita tanto de decir una palabra como de dar un abrazo".

Wow! Te inspiraste, Vic.

Te mando cien cyber-abrazos. No son como los abrazos reales, pero de algo te pueden servir. TQM
Ester ha dicho que…
talvez como gritos ahogados...interesante!!
Sonia Alejandra ha dicho que…
Quizá resulta triste notar,
que es el abrazo la mejor forma de trascender; el único modo de escribir una línea más allá de la vida o de la muerte.
"Las palabras no hacen el amor..., hacen ausencia".

Entradas populares